pequeños consejos para el día de tu boda

Pequeños consejos para el día de tu boda...

Has preparado muchas cosas, se acerca el día de tu boda y no puedes estar más nerviosa, son muchos los preparativos que requiere éste gran día, hay que dar por echo que ya has contratado un fotógrafo de bodas en Mallorca o de cualquier otro rincón del mundo, está claro que quieres que todo salga perfecto, pues bien, ¿ sabes que puedes ayudar a tu fotógrafo simplemente con unos pocos consejos ?, si, es así, hay una serie de "trucos", de protocolos muy simples que ayudan a que tu fotógrafo pueda sacar esas preciosas fotos que tanto ansías para el día de tu boda, se trata de un puñado de consejos que ayudan ( y mucho ) a conseguir el mejor resultado para tu gran día...

Empezemos por lo más básico: la casa de los novios.

Digo que és lo más básico por que és donde empieza vuestro día, tanto del novio como de la novia, és donde os vais a vestir, y és ahí donde el fotógrafo de bodas empieza su trabajo, como norma general, y por lógica, la casa debe estar bien recogida y despejada, ¿ toda la casa ?, si, toda la casa, por que vuestro fotógrafo lo que quiere es documentar todo lo que ocurre, por norma general los novios se visten o en la habitación o en el salón, pero... ¿ y si sucede una situación divertida en el cuarto de baño ?, sería una pena que una buena fotografía se estropeara por un puñado de toallas, ¿ verdad ?.

Otro punto muy interesante y a tener muy en cuenta es la luz, vamos a olvidarnos del flash por favor, no se puede capturar la naturalidad de un momento a golpe de flash, además, es muy molesto ese fogonazo y hay que evitar que el fotógrafo lo utilice en la medida de lo posible, ¿ como se soluciona ese problema ?, pues muy sencillo, abrid las persianas, que entre luz, cuanta más mejor, la luz es la materia prima de la fotografía, y no hay nada que iguale la luz natural, como he dicho antes, en la medida de lo posible, por desgracia hay casas en las que la luz es muy escasa y no le quedará más remedio a vuestro fotógrafo que utilizar el tedioso flash.

Por supuesto pedid ayuda, no seais vosotros los que lleven el peso de tener que encargarse de todo, bastante tendréis ya con los nervios por la ceremonia, delegad en vuestros amigos y familiares, eso hará que estéis más tranquilos.

El novio también se casa...

Pues sí, también se casa el novio, aunque toda la atención ese día se va a centrar solo en la novia, el novio no está exento de ciertos consejos a tener en cuenta, ya que a él también le van a fotografiar.

El proceso de buscar un traje de novio puede ser a menudo complicado, pero lo más básico que debe tener en cuenta es la comodidad, de nada sirve gastarse miles de euros en un traje si luego vas a pasar más de 12 horas caminando como un palo...

Practica el nudo de corbata, o pajarita, o lo que vayas a utilizar ése dia, se consiguen grades fotos mientras el novio se da los últimos ajustes... Si no sabes hacerlo haz click en la imagen y verás algunos de los más comunes.

Los gemelos, no te olvides de los gemelos, puedes ponerte los que utilizó tu padre en su día, o unos nuevos, pero a menudo éste accesorio está cargado de mensaje, y es muy importante incluirlos el día de tu boda, pero como siempre, eso es a elección de uno mismo...

La novia, la gran protagonista...

La novia ya es otra cosa, eres la gran protagonista de ese mágico día, en esos momentos eres posiblemente la persona más nerviosa del planeta, pero todo tiene solución, para ti, y sobre todo para ti, hay una serie de consejos que te ayudarán a tener las mejores fotografías el día de tu boda.

El vestido de novia : és como un flechazo, te lo pones y sabes que ése es tu vestido, pero piensa que además debes estar cómoda, una vez te lo pruebes camina, siéntate, agáchate, ponlo a prueba, pasarás muchas horas con él y debes estar a gusto.

El ramo de la novia : también pasarás muchas horas con él, te recomiendo que sea un ramo ligero y que no pese mucho, normalmente se lleva con las dos manos a la altura del ombligo, y si lo llevas con una sola mano es mejor dejarlo a un costado, dejando caer el ramo a la altura del muslo, no es recomendable llevarlo como si fuera una antorcha, por que la postura no es la más elegante, pero a veces ocurren buenas fotografías cuando dejas que todo fluya. Cuando salgas de la iglesia no te tapes la cara con el ramo, por que es una foto única y será mejor que se te vea el rostro, tranquila, no morirás por culpa del arroz, aunque hay quien lo lanza cual granada de mano...

 

Con éstos pocos consejos marcarás una gran diferencia, puedes conseguir las mejores fotografías de boda gracias a ellos, pero lo más importante es que disfrutes junto a tu pareja, por que és vuestro gran día...